Qué ver en Viena: lugares de interés, restaurantes y mapa
Irene on trip es un blog de viajes donde recojo todas mis aventuras por el mundo. También encontrarás consejos y artículos que te inspirarán a viajar. ¿Te atreves a descubrir nuevos lugares?
Blog de viajes, Viajar, Viajero, Artículos de viajes, Consejos de viaje
950
post-template-default,single,single-post,postid-950,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Qué ver en Viena: lugares de interés, restaurantes y mapa

¡Felices fiestas viajeros! Como regalo, hoy os traigo la entrada que os prometí sobre qué ver en Viena en 2 ó 3 días. Es una entrada bastante especial para mí, pues el año pasado disfruté de mi Erasmus en esta ciudad. Os recuerdo que al final del texto encontraréis un mapa con toda la ruta y otros lugares de interés.

 

Todo lo que ver en Viena

 

Ayuntamiento y Parlamento Austriaco

Puesto que el “Rathaus” o Ayuntamiento es uno de los edificios más impresionantes, este será el punto de partida. Existen visitas guiadas gratuitas al interior del edificio los lunes, martes y miércoles a las 13:00. El interior del Ayuntamiento es precioso, destacando el uso de la pintura dorada. También podéis acceder a su patio interior por la calle “Lichtenfelsgasse” o disfrutar de las actividades en la plaza del Ayuntamiento (mercados de Navidad, festival del cine, pista de hielo, etc.).

Desde la plaza del Ayuntamiento podréis ver el teatro “Burgtheater” y el “Café Landtmann”. Este café es famoso en Viena porque a él acudían personajescomo Sigmund Freud, Gustav Mahler o Marlene Dietrich. Os recomiendo probar su goulash. Si procedéis hacia la derecha dando la espalda al Ayuntamiento, llegaréis al Parlamento austriaco. Un maravilloso edificio de estilo griego que podéis visitar por 5€

Ayuntamiento - qué ver en Viena

Parlamento - qué ver en Viena

 

Museos: MuseumsQuartier, Museo de Historia Natural y Museo de Historia del Arte

La próxima parada es “MuseumsQuartier”, una plaza rodeada por algunos de los museos más importantes de Viena. Si tenéis tiempo, en el “Leopold Museum” encontraréis una gran colección de cuadros de Egon Schiele, pintor destacado de Austria junto a Gustav Klimt. El cuadro “Muerte y vida” de Klimt también se encuentra en este museo. En el “mumok” podéis visitar exposiciones temporales muy interesantes de arte moderno.

Saliendo por la entrada principal de MuseumsQuartier llegaréis a “Maria-Theresien-Platz”. En esta plaza se encuentran dos museos gemelos, el Museo de Historia Natural y el Museo de Historia del Arte. Únicamente por ver el interior del Museo de Historia del Arte, ya merece la pena pagar su entrada. Encontraréis objetos de la antiguas civilizaciones egipcias, griegas y romanas. También, tesoros de los Habsburgo y cuadros de Tintoretto, Rubens, van Eyck y van der Weyden, Caravaggio o Velázquez.

Museos - qué ver en Viena

 

Palacio de Hofburg

Atravesando la “Äußeres Burgtor”, llegaréis al Palacio Imperial de Hofburg, residencia de invierno de Francisco José y Sissi. La entrada al Palacio de Hofburg es indispensable, el edificio se divide en:

  • los Apartamentos Imperiales
  • la Escuela de Equitación Española
  • la Colección Imperial de Plata

En el siguiente enlace encontraréis la página oficial del Palacio de Hofburg dónde consultar precios y horarios.

Palacio Hofburg - qué ver en viena

 

Cafeterías y postres típicos

Tras visitar el Palacio de Hofburg, podéis hacer un descanso para probar la “Sacher Torte”, típica tarta austriaca de chocolate y mermelada de albaricoque. Os aconsejo visitar los tres cafés más conocidos, el Café Central, Demel y Café del Hotel Sacher y decidir cuál es vuestro favorito. Personalmente me quedo con el “Apfelstrudel” (strudel de manzana) de Demel o cualquiera de las preciosas tartas del Café Central.

Café Central - qué ver en Viena

 

Catedral de San Esteban, Ópera de Viena y Museo Albertina

Podéis recorrer dos de las calles comerciales más lujosas de Viena (“Kohlmarkt” y “Graben”) para adentraros en el centro de la ciudad. Así llegaréis a la “Stephansdom” (Catedral de San Esteban). Esta Catedral de estilo gótico destaca por el colorido mosaico de sus tejados. Si bien se puede acceder al tejado de la Catedral, se obtienen mejores vistas de la ciudad desde la noria del parque de atracciones del Prater. En este parque no hay que pagar una entrada de acceso, se paga únicamente la entrada de las atracciones en las que montéi

Tampoco os podéis perder la Biblioteca Nacional. Justo al lado, podéis acceder a la “Augustinekirche” donde se encuentra el Cenotafio de María Cristina, una de mis obras favoritas de Antonio Canova. Al final de la calle encontraréis el Museo Albertina, al que se accede por unas escaleras mecánicas. Desde su entrada obtendréis una vista muy bonita de la Ópera de Viena.

El museo Albertina suele albergar exposiciones temporales de los pintores más conocidos. Respecto a la Ópera de Viena, si quedan plazas libres, se pueden comprar  entradas por 4€ unas horas antes de cada obra. Eso sí, tened en cuenta que estas entradas son para estar de pie. También se pueden hacer visitas guiadas a la Ópera.

 

Iglesia de San Carlos y Palacio Belvedere

La siguiente parada es “Karlskirche” (Iglesia de San Carlos) que se puede visitar por 8€.  Unas calles detrás de la Karlskiche se encuentra el Monumento a los Soldados Soviéticos que participaron en la Batalla de Viena, una plaza precedida por una enorme fuente que por la noche se ilumina con luces de colores.

Al lado se encuentra el “Schloss Belvedere” (Palacio Belvedere), que se divide en dos edificios separados por un gran jardín con fuentes: “Unteres Belvedere” (Bajo Belvedere) y “Belvedere Superiore” (Alto Belvedere). Ambos edificios se pueden visitar, aunque yo invertiría el tiempo de la visita en el Alto Belvedere que contiene los cuadros más relevantes de Gustav Klimt, como “El beso” y “Judit”.

Palacio Belvedere - qué ver en Viena

 

Palacio de Schönbrunn

Por último, el monumento más importante que hay que ver en Viena es el “Schloss Schönbrunn”. Retirado del centro histórico, era el Palacio de verano de Francisco José y Sissi. Está compuesto por los Apartamentos Imperiales, los Jardines generales y el Jardín del Príncipe Heredero, el Café de La Gloriette, el Laberinto, la Casa de las Palmeras, la Casa del Desierto, el Zoológico, el Museo de las Carrozas y el Museo de los Niños.

Los Jardines Generales son los únicos gratuitos. Tened en cuenta que hay infinidad de entradas y combinaciones, de hecho, algunas entradas combinan el Palacio de Schönbrunn y el de Hofburg.

Schonburnn - qué ver en viena

 

¿Dónde comer en Viena?

Al lado del Bajo Belvedere se encuentra Salm Bräu, mi restaurante favorito de comida austriaca. En este local, además de tener cartas en todos los idiomas, fabrican su propia cerveza. A continuación os dejo una lista de los platos que no os podéis perder:

  • “Wiener Schnitzel” o Wiener Schnitzel con “cordon bleu”: escalope de ternera con o sin queso. He de admitir, que a mí no me llama mucho la atención este plato porque en España tenemos una versión parecida, pero si vais a Viena, hay que probarlo. El típico restaurante para comer un Wiener Schnitzel es el restaurante Filgmüller.
  • “Tafelspitz”: carne de ternera cocida.
  • “Surstelze”: codillo.
  • “Spätzle” y “Kasespätzle”: uno de mis favoritos, son pequeños trocitos de pasta con mantequilla que puede llevar o no queso.
  • “Würst” (salchichas): la más conocidas son la “Bratwurst”, “Currywurst” (a la parrilla, cortada y con salsa de tomate), “Weiβburst” (blanca) y “Käsekrainer” (con queso) suelen ir acompañadas con “Brötchen” (panecillos).
  • Postres: Sacher Torte, Apfelstrudel y “Kaiserschmarren”.

Para los que contáis con un presupuesto bajo y queréis ahorrar en las comidas, tenéis el restaurante Deewan. Se trata de un restaurante pakistaní de tipo buffet  en el que pagas la voluntad (normalmente 5€ mínimo). El restaurante 1516 está siempre lleno de gente joven tomando cerveza o cenando y también tiene precios más reducidos y menú de medio día por 7,90€.

 

Otros lugares que ver en Viena

Viena es una ciudad fascinante llena de actividades culturales que no os podéis perder. Esta ruta está pensada para un fin de semana si no visitáis todos los museos, pues el Palacio Schönbrunn y el Alto Belvedere pueden ocuparos una mañana entera cada uno. Como siempre, os he señalado en el mapa otros monumentos entre los que no os podéis perder:

  • “Volksgarten”: un jardín que se encuentra en frente del Parlamento de Austria.
  • “Stadtpark”: el gran parque de la capital.
  • “Minoritenplatz” y “Jundenplatz”: dos de las plazas escondidas más bonitas de Viena. En la última se encuentra el Monumento al Holocausto y un Monumento a Lessing Denkmal.
  • “Hundertwasserhaus”: complejo de casas coloridas. 

Casas colore - qué ver en viena

 

Espero que este post os haya ayudado a decidir qué ver en Viena en vuestro próximo viaje. Es una ciudad preciosa llena de callejuelas y pequeñas plazas que os encantarán. No olvidéis dejar un comentario con vuestras opiniones 🙂

No Comments

Post A Comment