Qué ver en Mallorca: un viaje más allá de sus calas y playas
Irene on trip es un blog de viajes donde recojo todas mis aventuras por el mundo. También encontrarás consejos y artículos que te inspirarán a viajar. ¿Te atreves a descubrir nuevos lugares?
Blog de viajes, Viajar, Viajero, Artículos de viajes, Consejos de viaje
5813
post-template-default,single,single-post,postid-5813,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Qué ver en Mallorca más allá de sus calas y playas

Qué ver en Mallorca: un viaje más allá de sus calas y playas

¡Hola viajeros! No sé vosotros pero a mí me encantan las ciudades y pueblos bañados por el mar. Seguramente de aquí a verano el blog se llene de lugares marítimos y playas para disfrutar de un buen baño. Mallorca es el paraíso de las calas: cala del moro, cala Torta, cala Mondragó, cala Varques… Sin embargo, sin un coche de alquiler en Mallorca, resulta complicado llegar a estas playas paradisiacas. 

¿Qué hacemos entonces? ¡Sigue leyendo y lo descubrirás!

Puerto de Sóller: una mañana por su paseo marítimo

El puerto de Sóller se encuentra a tres kilómetros del pueblo con el mismo nombre. Se puede caminar por el paseo marítimo, disfrutar de las vistas desde la Ermita de Santa Catalina y comer en alguno de sus restaurantes. Nosotros lo hicimos en Don Pedro Café Bistro, comida rica y precio por debajo de la media. Les ha debido de ir bien desde que estuvimos en 2016 porque este año se han mudado a un local mayor. 

Para llegar desde Palma de Mallorca al Puerto de Sóller en transporte público tenéis dos opciones, ambas de 1h 30 minutos:

  • Tren turístico de Sóller y ferrocarril al Puerto de Sóller: un tren antiguo de madera conecta Palma de Mallorca con Sóller atravesando la Sierra y permitiendo al viajero disfrutar de los paisajes de la zona. Una vez en Sóller será necesario coger el ferrocarril hasta el puerto. El precio de ida y vuelta es de 30€, 13€ la tarifa reducida.
  • Autobús a Sóller o al puerto: el autobús 210 y el autobús 211 salen de/pasan por la Estación Intermodal de Palma de Mallorca. Ambos tienen parada en Sóller y en el puerto. Es la opción más económica por 8,60€ ida y vuelta. ¡La tarifa reducida es de 2,15€ para menores de 25, pensionistas y familia numerosa! 

 

Como somos menores de 25 y no nos sobra el presupuesto, cogimos el autobús. Además como pasan más a menudo, te permiten volver cuando quieras. Obviamente, si podéis permitiros pagar un poco más os aconsejo el tren turístico.

Soller - Qué visitar en Mallorca

 

Valldemossa: un pueblo lleno de flores

Otra de las razones por las que elegimos el autobús fue porque la linea 210 vuelve a Palma parando en Valldemossa. La alta frecuencia de los autobuses nos permitía ver varios pueblos en un solo día. 

Valldemossa, en la Sierra de Tramuntana, destaca por sus casas de piedra y las flores con las que los vecinos dan color a las calles. Un hecho curioso es que el compositor Chopin y su amada George Sand vivieron en este pueblo. Concretamente, se alojaron en la Real Cartuja de Valldemossa que permite pasear por sus jardines de forma gratuita. Eso sí, si queréis ver el interior de la Cartuja, tendréis que pagar.

El mejor consejo es que os perdáis entre sus calles sin rumbo fijo. ¡Ah y que no se os olvide el dulce típico, las cocas de patata! Podéis probarlas en Ca’n Molinas, una pastelería de las de toda la vida. ¡Están riquísimas!

 

Qué ver en Mallorca más allá de sus calas y playas

Valldemossa - Mallorca

 

Palma de Mallorca: caminar entre culturas

El Palacio Real de la Almudaina, actual residencia de verano de la Familia Real, fue el Alcázar de Palma de Mallorca y puede que se ubique en la primera judería de la ciudad. El edificio ha experimentado diversos estilos arquitectónicos con los cambios de época y sobre todo, de inquilino. El precio de la visita es de 7€ tarifa básica o 4€ reducida. Podéis comprar las entradas online en la página oficial del Palacio de la Almudaina donde encontraréis más información de los tipos de visita y días gratuitos.

Una vez fuera del la Almudaina, encontraréis los Jardines del Rey. A simple vista la disposición de la vegetación y las fuentes os harán pensar que fueron unos jardines árabes, pero no, su origen es medieval. ¿Entonces por qué tanta similitud con los jardines de Sevilla o Granada? En 1960 se llevó a cabo un proceso de reconstrucción y se crearon los jardines actuales que combinan arquitectura mallorquina y andalusí.

El barrio judío se encuentra entre la Plaza Santa Eulália y la Porta de’s Champ. Podéis pasear por las estrechas calles empedradas descubriendo sus secretos (calle pelletería, calle de les escoles, calle mayor del call o la calle del sol). Tampoco os podéis perder por 2€ los baños árabes.

 

Palma de Mallorca - Más allá de sus playas y calas

Castillo Bellver: Las mejores vistas de Palma de Mallorca

El Castillo Bellver acoge en su interior el Museo de Historia de Palma de Mallorca. Desde la parte superior, se ve toda la ciudad, especialmente del puerto y la Catedral. Lo más simbólico del castillo es el patio de armas, patio al que se abren las arcadas de las galerías superiores. 

Para llegar en transporte público podéis utilizar el autobús turístico o los autobuses 3, 20 ó 46. Los autobuses os dejarán cerca pero tendréis que subir a pie la cuesta hasta la entrada. Os aconsejo coger el autobús hasta una parada cercana y después un Taxi hasta la misma puerta del castillo, el taxi no os costará más de 7-5€.

Tened cuidado con los horarios porque los Lunes está cerrado y los Domingos y festivos sólo abre de 10:00 a 15:00. La entrada general es de 4€ y la reducida de 2€ ¡No hay excusa para perdérselo!

 

Vistas del puerto de Mallorca

Visitar Mallorca más allá de sus calas y playas

La mejor Ensaimada de Mallorca se acompaña con un helado artesano

Can Joan de S’aigo cuenta con más de 300 años de historia y fue un pionero del dulce en este orden:

  1. Helados artesanos
  2. Chocolate caliente
  3. Ensaimadas

Nada más entrar en la cafetería observé que la gente estaba desayunando helado con ensaimada. Admito que me chocó un poco eso de desayunar helado, pero tenían una pinta… ¡Total que no me pude resistir! El camarero nos explicó que el primer helado que hicieron fue el de almendra. Como no me llevo bien con los frutos secos, así que me decanté por el de leche merengada. ¡Qué rico todo, tanto la ensaimada clásica como el helado!

Tanto nos gustó que al día siguiente pasamos por allí y decidimos entrar a probar la ensaimada de albaricoque y la de crema ( esta última fue mi preferida). Ya de paso, encargamos otras tantas normales para llevarnos un dulce recuerdo del viaje. Si queréis una ensaimada grande tendréis que encargarla con 48 horas de antelación, con 24 horas os pueden preparar porciones individuales. 

Espero esta entrada os ayude para conocer Mallorca más allá de sus costas. A continuación os dejo el mapa con todos los lugares mencionados.

No dudéis en comentar con vuestros rincones favoritos de la isla ¡Hasta la próxima viajeros!

3 Comments
  • disfrutadelsaborsingluten
    Posted at 11:43h, 20 mayo Responder

    Me encanta este post!!
    Valldemossa es un entorno maravilloso.
    Lo recomendaré

  • ConAlgasEnLaMaleta (@algasenlamaleta)
    Posted at 16:06h, 29 mayo Responder

    Me ha gustado muchísimo el post! Me han entrado unas ganas locas de ir a Mallorca y probar las ensaimadas con helado 🙂

    • Irene R.
      Posted at 17:46h, 29 mayo Responder

      ¡Os animo a ir! Además con el caloroso que está haciendo últimamente por España entran solas 🙂

Post A Comment