Experiencias de un viaje a la India
Irene on trip es un blog de viajes donde recojo todas mis aventuras por el mundo. También encontrarás consejos y artículos que te inspirarán a viajar. ¿Te atreves a descubrir nuevos lugares?
Blog de viajes, Viajar, Viajero, Artículos de viajes, Consejos de viaje
7493
post-template-default,single,single-post,postid-7493,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Vivencias La India

Experiencias de un viaje a la India

¡Hola viajeros! Hoy os traigo una serie de mini aventuras de mi viaje a la India. Habréis oído decir que la India es un destino que cambia tu forma de ver la vida. También que es un viaje duro porque hay mucha desigualdad. ¿Queréis saber cómo lo viví yo con 16 añitos y qué fue lo que más me marcó? ¡Seguid leyendo y lo descubriréis!

El viaje a la India fue de estos viajes que no te esperas, que te encuentran ellos a ti más que tú a ellos. Como cada verano, estaba buscando con mis padres el destino ganador para las vacaciones. He de aclarar que mis padres no son de planear las vacaciones e igual 4 días antes de la fecha señalada te dicen que te vas a la Conchinchina. A dos semanas de embarcar, me encontré en internet un ofertón de última hora que constaba en un tour por Nueva Delhi, Agra y Jaipur. ¡Dicho y hecho, a la media hora teníamos destino reservado!

Supongo que la India debe haber cambiado mucho desde que fui en 2011 e imagino que ahora es más turística. Cuando visité el Taj Mahal, no había ningún extranjero más a parte de nosotros. Sé lo que estáis pensando y no. ¡Tampoco había chinos! (Queridos chinos, no os lo toméis a mal, pero es que estáis en todas partes. Sois como los españoles en los bares).

Bueno, después de esta introducción, vamos con las mini historias de este increíble viaje a la India:

 

Las 3 mejores historias de mi viaje a la India

 

Boda India - Historias en la India Nos colamos en una boda india

 

Después de dos vuelos internacionales y no sé cuantas horas en bus, llegamos a Nueva Delhi bien entrada la noche. A la mañana siguiente, el guía nos llevó a dar un paseo por la ciudad. ¡Madre mía cuánta gente! Al desconcierto del gentío se sumaba un zumbido de clics de indios sacándonos fotos. El guía nos explicó que para mucha gente éramos los primeros occidentales que veían en su vida.

Ese mismo día visitamos la preciosa mezquita de Jama Masjid, el Fuerte Rojo, la Puerta de la India o el Qutab Minar. De vuelta en el hotel fui a inspeccionar las distintas salas con otra chica que viajaba en nuestro grupo. Hasta que durante nuestra exploración abrimos una puerta que daba a un gran salón de ceremonias. ¡Habíamos interrumpido una boda! Nuestra respuesta a tal situación fue ponernos casi tan rojas como el sari de la novia, cerrar la puerta y desaparecer. Al rato vimos que la novia salía corriendo del salón y venía hacia nosotras. Ya veíamos la bronca que nos iba a caer encima. ¡Nada más lejos de la realidad! La novia nos había seguido para invitarnos a su boda.

Allí estuvimos un rato, sin saber muy bien dónde mirar. Todo estaba lleno de color, la novia guapísima y los platos llenos de comida que no habíamos visto nunca. Al rato nos acercamos a nuestra anfitriona, le agradecimos con unos cuantos Namasté que nos hubiera invitado y le explicamos como pudimos que no podíamos quedarnos más.

Mercado - Experiencias La India

 

vivencias India Paciencia y namasté como forma de vida

 

En las carreteras de India te puedes encontrar todo lo que te imagines y más. Desde elefantes hasta motocicletas con tres personas y un bebe. Aquí las normas de circulación se rigen por la ley del más fuerte. Dos días después de nuestra experiencia nupcial en Nueva Delhi pusimos rumbo a Jaipur, conocida como la ciudad rosa.  De las tres ciudades que visitamos, Jaipur era la que más ganas tenía de conocer así que me monté en la “autobús” con especial ilusión. Escribo autobús entre comillas porque no se trata de un autobús de ruta, si no de un mini autobús de siete plazas. A partir de ahora lo llamaremos chatarrabús.

Bueno, como os iba contando, me subí al chatarrabús con una sonrisa en la boca. Sonrisa que me duró literalmente 5 minutos. Concretamente, lo que tardamos en llegar a la “autopista” y llevarnos el primer susto. Tras varios adelantos fallidos a un camión militar, este se nos echó encima y el conductor tuvo que hacer una maniobra brusca. Fue sólo un susto, pero tuvimos que parar para comprobar que las ruedas estuvieran bien. Ya habíamos leído cómo eran los desplazamientos en India, así que todos (los 7 que componían el grupo) nos reímos y le restamos importancia.

Cuando llevábamos casi dos horas en la carretera, un coche nos adelantó bruscamente y chocamos con él. Como había mucho tráfico e íbamos a velocidad reducida no nos hicimos daño. El pobre conductor se asustó muchísimo y nos preguntó 50 veces si estábamos todos bien. Inmediatamente se bajó del coche para pedir perdón por haber dicho un par de palabrotas y dio las gracias a sus dioses porque el accidente no había ido a más. Todos nos quedamos alucinados de su paciencia y tranquilidad.

Jaipur - Experiencias en India

 

Namasté - Viaje a la India La adoración al pinta labios rojo

 

Tras visitar el Palacio de los vientos, el Observatorio y mi favorito, el Fuerte Amber; abandonamos Jaipur y pusimos rumbo a Agra. ¡El Taj Mahal nos esperaba! En el trayecto vimos a una familia numerosísima que vivía junto a la carretera y decidimos parar para darles juguetes a los niños. Mientras los críos nos miraban con desconcierto y jugaban con los juguetes, una mujer no dejaba de mirar a mi madre. En realidad, no es que mirara a mi madre, si no que le gustaba el color de pinta labios que llevaba. Mi madre lo sacó de la mochila y se lo regaló. Os aseguro que no he visto unos ojos tan brillantes en mi vida. La mujer casi llora de la emoción y la sonrisa se le salía de la cara. Tras unos minutos mágicos, retomamos el camino hacia uno de los sueños viajeros, el Taj Mahal.

Experiencias en la India - Fuerte Ambar

 

Sinceramente, creo que la India es un país tan diferente a los países de Europa que lo más raro sería que el viaje no te marcara. De hecho, según escribía me acordaba de otras historias y pequeñas anécdotas. Si queréis una segunda entrada con más experiencias de mi viaje a la India, no tenéis más que pedirlo en un comentario. No os olvidéis de comentar qué os han parecido estas mini historias y de compartir las vuestras. ¡Hasta la próxima viajeros!

PD: Siento que las sean malillas. Se me estropeó la mejor cámara justo a la vuelta y perdí la mayorías de las fotos 🙁 Buscaré alguna chula que pude salvar en el baúl de los recuerdos.


Referencias iconos:

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY
2 Comments
  • HappyStudent
    Posted at 16:43h, 12 julio Responder

    Que gran viaje!!! queremos más fotooos

    • admin
      Posted at 19:53h, 12 julio Responder

      Lo sé 🙁 se me estropeó el ordenador antiguo y las perdí todas

Post A Comment